domingo, 21 de diciembre de 2008

PETICIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO POR UNA EDUCACIÓN COMÚN EUROPEA BASADA EN INGLÉS Y LENGUAS ESTATAL, REGIONAL Y ESPERANTO

Madrid, 14 de diciembre de 2008

PETICIÓN AL PARLAMENTO EUROPEO
POR UNA EDUCACIÓN COMÚN EUROPEA BASADA EN IMPARTIR LAS ASIGNATURAS COMUNES EN INGLÉS; Y COMPLEMENTARLAS CON LAS LENGUAS ESTATAL, REGIONAL Y ESPERANTO.

CONSIDERANDO QUE:
1. Ante la llegada al mundo de un hijo, todos los padres nos preocupamos de que no le falte nada, dentro de nuestras posibilidades socio-económica y culturales. Pero solamente unos pocos padres pueden escolarizar a sus hijos en colegios donde las asignaturas comunes se enseñen en inglés, y así disfrutar de una educación que le permita desarrollarse humana y profesionalmente en un mundo cada vez más globalizado, donde el dominio del inglés es imprescindible para acceder a los mejores puestos laborales en IGUALDAD de condiciones.
2. La mayoría de estudiantes europeos eligen el inglés como primera lengua extranjera. Dicha elección permite incrementar la MOVILIDAD estudiantil, docente y laboral de los ciudadanos al disponer de una lengua común.
3. Los padres también queremos que se enseñe la lengua materna, ya sea la lengua estatal o regional, cumpliendo con el principio de RESPETO a las culturas y lenguas minoritarias.
4.- Una petición realizada a favor del esperanto, por medio de una recogida de firmas (entre los firmantes muchos eran padres) obtuvo por parte de la UNESCO las siguientes resoluciones donde se indica que “los resultados alcanzados mediante el idioma internacional esperanto en el ámbito del intercambio intelectual internacional y de la compresión mutua entre los pueblos del mundo responden a los objetivos e ideales de la UNESCO” e “invita a los Estados Miembros … que promuevan … el esperanto en la escuelas e instituciones de enseñanza superior”. Dichas resoluciones de la UNESCO nos proporcionan otra lengua común y cuarta lengua en la enseñanza, según lo recomienda la UE.
5. El esperanto tiene su origen en lenguas europeas y su estructura es regular, lo que la convierte en una lengua pedagógica que facilita el aprendizaje de otras lenguas. El esperanto por su facilidad puede ser aprendido simultáneamente por profesores y alumnos.
6. La enseñanza del inglés y del esperanto, como lenguas comunes, favorecerán la comunicación y la UNIÓN de los ciudadanos; y las lenguas estatales y regionales preservarán la DIVERSIDAD lingüística de Europa. Esta petición es un manifiesto por una lengua común que la convierte en una lengua de todos, a la que todos aportamos, y por esto, nos une y hará realidad la divisa de Europa: “UNIDA EN LA DIVERSIDAD”.
7. La carta de Derechos fundamentales de la Unión Europea (articulo 14) garantiza: “El DERECHO de los padres a asegurar la educación y enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas”. Por lo tanto, la educación no es un servicio público sino un derecho, y los poderes públicos son subsidiarios de los padres y de la iniciativa social. Pero nos encontramos ante una situación en la que no depende de los padres, sino de las instituciones: el hecho de que nuestro hijo pueda disfrutar de una educación según los deseos de los padres.

Como padres europeos ejerciendo nuestros derechos,
PEDIMOS AL PARLAMENTO EUROPEO QUE:
8. Tome las decisiones necesarias para que nuestros hijos reciban una EDUCACIÓN COMÚN en toda Europa basada en impartir las asignaturas comunes en inglés; y complementarlas con las asignaturas de lenguas estatal y regional, para preservar el patrimonio lingüístico europeo, y una asignatura de esperanto para facilitar la enseñanza de lenguas y la comprensión entre los pueblos.

9. Por su interés, esta petición se hace extensiva a la UNESCO en el Año Internacional de los Idiomas 2008 y a los Ministros responsables de la Educación de los países que participan en el Proceso de Bolonia para la creación del Espacio Europeo de Educación Superior.
10. El futuro de la UE puede estar en el acierto de las decisiones de nuestros representantes políticos de hoy, y de hecho está en sus manos.

Petición presentada por:
Ramón Maynou Ferreres ciudadano español
Alberto Manuel Campos Gil ciudadano español